Entradas

EL GIGANTE DEL TURBON

Imagen
Estoy deseando encontrarme en una de mis caminatas por el valle de Bardají al Gigante del Turbón, corpulento y peludo. Es uno de esos "omes grandizos" de la Tradición pirenaica aragonesa. Goya nos ilustra con su personal mirada cómo se imaginaba al gigante.

GÂTEAU À LA BROCHE

Imagen
Si vamos por el valle del Aure, seguramente tendremos una grata sorpresa.
Si nos estiman, nos invitaran a degustar una exquisitez: el gâteau à la broche.
Esta receta es de origen balcánico. No descartemos el influjo cátaro. La máxima expresión del gâteau à la broche está en la población de Arreau, que cuenta con cofradía dedicada al mantenimiento de este manjar y su adecuada degustación.
La base del gâteau es la masa de crêpe, que debe cocerse durante horas al calor radiante de un buen hogar de leña, a las brasas ardientes. El cono que lo sostiene y le dará cuerpo es de madera de castaño o de haya. Debe hacerse 48 horas antes de su degustación: la alquímica colaboración del tiempo es aquí necesaria.

HECHIZOS CONTRA LOS RAYOS

Imagen
En la alta montaña es usual que caigan rayos. El cielo y la tierra están muy juntos y a veces se enfadan: sus peleas son terribles, aunque siempre se reconcilian. Sin embargo, tales desavenencias conllevan efectos secundarios, por eso el ser humano se ha intentado proteger desde tiempos ancestrales de tales desmanes.
Un manojo de ruda y una rama de olivo atados en la puerta de la casa y en las ventanas prevendrán la caída del rayo.
En Pont de Suert, un buen ramo de olivo bendecido el Domingo de Ramos se vale por sí solo para este menester.
En el Pallars, es el rosal silvestre el que se encarga de guarecernos.
Las piedras pulimentadas o “pedres de llamp” se colocan debajo del tejado. Si cae un rayo, entrará siete varas en la tierra y cada año ascenderá una; así que siete años después de caído debemos estar atentos porque saldrá a ras de tierra.
Las más modernas hachas de acero también tienen su uso mágico. Se colocan cuando hay tormenta con el filo hacia arriba, o si tené…

LA PEÑA MONTAÑESA

Imagen
El Pirineo aragonés es, a mi modo de ver, más agreste, al menos en su camino de aproximación, que el Pirineo Catalán. Desconocido para mí, si no es por una breve visita a Benasque, es bien seguro que guarda rincones, historias y vivencias legendarias. Esta es la Peña Montañesa, lugar donde unos amigos  encontraron, hace mucho tiempo, su lugar mágico. Sólo su visión hace percibir que es un lugar de poder. Los sensitivos lo saben, y la buscan. Me apetece  adentrarme en sus misterios.

SEXO TROVADORESCO

Imagen
Se tiende en la actualidad a revestir a los trovadores de una pátina de castidad sexual, resaltando el amor sublime e incorpóreo, expresado con el concepto de Minné. A mi parecer, nada más lejos de la realidad.

Mujeres y hombres trovadores fueron pícaros amantes abiertos a la experiencia poliamorosa. Los juicios que se dirimían en las Cortes de Amor muestran sentencias tendentes a la liberalidad y a la extensión del amor a todo aquel o aquella que así lo requiriese. Muchos versos son explícitos y relatan posturas y envites sexuales entre la dama y su amado.
Además, muchas biografías de trovadores cuentan cómo debieron salir rápidamente de la casa donde residían al enamorarse de la señora principal y ser observados sus escarceos por el esposo…
No queramos restringir en nuestra contemporánea mojigatería la vivencia espléndida de unos hombres y mujeres libres y vivos en una tierra liberal.

AÑORANZA

Sí, añoro esas tierras. Esas cimas de paredes verticales, jóvenes, con nombres mágicos: Els Encantats, les Bulloses, La Maladeta, els Carlits. Muchas veces gemelares.
Lagos que de tan quietos parecen abismos de cielo. El agua transparente y oscura es como metal pulido.
Decenas de leyendas los envuelven. Son puertas a otras dimensiones, a otros mundos. Zonas de paso a niveles de conciencia diferente: el que se atreve a cruzarlas, se pierde -o se encuentra- para este mundo. Meranges…
Seres míticos que pueblan una flora y fauna inverosímil: minairons, dones d´aigua, hadas que habitan en cuevas, envueltos todos por el aura mítica de la posibilidad…¿por qué no?
Sonidos, luces, sensaciones que hacen erizarse el vello al pasar por lugares de poder. Puentes que se tienden sobre corrientes de agua, y que al pasarlos dan miedo: la por
El Pirineo es la espina dorsal de un dragón dormido. Duerme el sueño de los milenios. Y nosotros somos la encarnación de su sueño: el amor que sentimo…

LA RUTA DEL GRIAL: MONASTERIO DE LORETO

Imagen
El Camino del Grial está bien trazado en Huesca. De todos es sabido que el recipiente anduvo desde muy temprano reposando en las cumbres pirenaicas, telúricamente enmarcado. En 258 estaba en el Monasterio de Loreto, en los aledaños de Huesca capital. Para iniciar el peregrinaje hay que coger una piedra en el lugar de partida y depositarla aquí.